Mes: octubre 2013

Ley 16/2013 de Fiscalidad Medioambiental y otras medidas Tributarias y Financieras

Posted on Actualizado enn

Desde CienxCienpersonas os facilitamos la Ley 16/2013, de 29 de octubre, por la que se establecen determinadas medidas en materia de fiscalidad medioambiental y se adoptan otras medidas tributarias y financieras.

A tal fin, esta Ley introduce diversas modificaciones en la normativa tributaria, fundamentalmente en la regulación del Impuesto sobre Sociedades, que inciden, además de en el mencionado tributo, en el ámbito del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, del Impuesto sobre la Renta de no Residentes, del Impuesto sobre el Patrimonio y de determinados tributos locales.

Pincha aquí para descargar la LEY 16-2013 FISCALIDAD MEDIOAMBIENTAL

Anuncios

Derecho de Extranjería en el marco del Programa “Conoce tus leyes”

Posted on Actualizado enn

María Isabel Ruiz Pérez, @mabelrupe -Abogada del ICAM- habla sobre Derecho de Extranjería en el marco del Programa “Conoce tus leyes”


Formando parte del Programa “Conoce tus Leyes“, que impulsa la Dirección General de Inmigración, de la Consejería de Asuntos Sociales de la Comunidad de Madrid,  María Isabel Ruíz Pérez, abogada y experta en temas de derecho de extranjería, el pasado 17 de octubre dió una conferencia sobre esta materia, dirigida, fundamentalmente, a los extranjeros que residen en nuestro País.

IMG-20131027-WA000El objeto de la misma fue, de una parte, dar a conocer a los ciudadanos extranjeros que residen y trabajan en España sus derechos y obligaciones, de otra parte, los trámites que se han de realizar, y los requisitos a cumplir, para obtener las autorizaciones de residencia o su renovación.

La letrada Ruiz Pérez, abrió la ponencia explicando las funciones transferidas por el Estado a las Comunidades Autónomas, que fueron introducidas por la Ley 2/2009, de 11 de diciembre, y desarrolladas por el Real Decreto 5

En el desarrollo de la misma, procedió, con un lenguaje claro y accesible,  a aclarar las  cuestiones que, de forma más habitual, suelen surgir en relación al contenido de estas funciones.57/2011, de 20 de abril (Reglamento de Extranjería).

En ese sentido se detalló por la ponente, que dichas funciones consisten en la elaboración de los diferentes Informes necesarios para obtener determinadas autorizaciones de residencia, o su renovación, en algunos casos, haciendo un desglose pormenorizado de los mismos, como son:

1)    Informe de Escolarización de Menores.

2)    Informe de Arraigo – Social, Laboral y Familiar.

3)    Informe de Integración social

4)    Informe de Adecuación de Vivienda.

5)    Informe de los Menores de Edad tutelados, cuando alcanzan la mayoría de edad.

Dado el interés mostrado por los participantes, se hizo especial énfasis en el Informe de Arraigo, utilizado para la Solicitud de Autorización de residencia temporal, por motivos excepcionales por razones de arraigo.

Ruiz Pérez ha explicado la documentación exigida para extranjeros, y del derecho a estar documentado, así como la obligación de documentarse y de exhibir dicha documentación, cuando fueran requeridos para ello.

– NIE: Número de Identificación de extranjeros, que sólo tiene efectos identificativos. Es competente para otorgarlo la Dirección General de la Policía.

– TIE: Tarjeta de Identificación de Extranjeros, que, además de identificar al extranjero, acredita la legalidad del mismo en España.

Igualmente, y debido a la preocupación mostrada por los asistentes por el tema, se  trató el tema de las Infracciones, en materia de extranjería y del Régimen Sancionador, procediendo la ponente, a explicar la diferencia entre las Infracciones leves, Graves y Muy Graves y, entre las sanciones a que dan lugar en cada caso.

También se habló de los Internamientos en los Cies y su régimen, aclarando la ponente, que se trata de centros no Penitenciarios, con un régimen y una normativa específica, y un amplio régimen de visitas diarias de familiares y letrados, profundizando en los derechos fundamentales que asisten a los internados en estos casos,

Por la ponente, se hizo hincapié en lo referido a las caducidades de los expedientes sancionadores, en materia de extranjería, con el trascurso de seis meses, desde la incoación, sin resolución, por parte de la Administración.

La conferencia finalizó haciendo referencia a los recursos contra las resoluciones administrativas en materia de extranjería.

Esta jornada ha sido altamente participativa y muy bien valorada por los asistentes, quienes manifestaron que se trataron temas jurídicos complejos, de una forma sencilla, clara y muy práctica para el ciudadano extranjero.

Os dejamos los datos de esta Letrada, experta en Derecho de extranjería.

 

MARÍA ISABEL RUIZ PÉREZ

C/ MAIQUEZ, 48, 1º, Dcha. 28009-Madrid.

Tfº: 91 5747642. E-mail: miruperez@icam.es

Curso ICAM Formación “Como Reclamar ante un Despido”

Posted on Actualizado enn

Dentro del catálogo de formación para el año 2013, en el ICAMFormación, Centro de estudios del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, se impartirá el curso “COMO RECLAMAR ANTE UN DESPIDO”, curso que ayuda al acercamiento y al repaso del “despido disciplinario”, desde que se produce el despido del trabajador hasta la interposición de la demanda.

El objetivo de este curso es ayudar a diferenciar el despido disciplinario del resto de causas de extinción del contrato.

A continuación os dejamos la información relativa al curso, así como el link del ICAM para que podáis obtener una mayor información y el programa.

  • Ponente: Dña. Eva Mª Calderón López-Rey. Abogado
  • Tipo de curso: Programas Presenciales
  • Fecha: 21/11/2013
  • Duración: 3 horas
  • Horario: de 10.00 h. a 13.00 h.
  • Aula: Sala 3, Serrano 11-1ª

 Para más información visita la página ICAMFormación: Pincha

 Fuente: ICAM

Curso ICAMFormación “Como Reclamar ante un Accidente Laboral”

Posted on Actualizado enn

Dentro del catálogo de formación para el año 2013, en el ICAMFormación, Centro de estudios del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid, se impartirá el curso “COMO RECLAMAR ANTE UN ACCIDENTE LABORAL”, abordando el marco jurídico en el que se encuadra el accidente de trabajo, realizando un análisis pormenorizado de los diversos supuestos legales, así como de todas y cada una de las prestaciones derivadas del mismo.

Este curso ayudará a identificar cuándo nos encontramos ante un accidente laboral, así como el conocimiento de todas las prestaciones a las que va a tener derecho el accidentado y cómo efectuar la reclamación de las mismas, todo ello teniendo en cuenta la jurisprudencia existente en la materia.

 A continuación os dejamos la información relativa al curso, así como el link del ICAM para mayor información y programa.

  • Ponente: Dña. Begoña Barreira Igual. Abogada
  • Tipo de curso: Programas Presenciales
  • Fecha: 19/12/2013
  • Duración: 3 horas
  • Horario: de 10.00 h. a 13.00 h.
  • Aula: Sala 1, Serrano 11-1ª

Para más información visita la página de ICAMFormación: Pincha

Fuente: ICAM

Condiciones del lugar de trabajo: Temperaturas y “Clima” laboral

Posted on Actualizado enn

Por Mónica Ramírez Rueda. Ingeniero en Automática y Electrónica Industrial

Mónica RamírezPasamos, al menos, un tercio de nuestra vida trabajando, esto debería llevarnos a prestar más atención a las condiciones en las que lo hacemos.

Una de estas condiciones, y la  que más me ha llamado la atención, es la temperatura en los lugares de trabajo.

Conozco experiencias que podría llamar de “temperaturas contraste”. Se trata de esos momentos en que cambiar de un habitáculo a otro, del mismo centro de trabajo, puede suponer una diferencia de 10ºC.

Supongo que una experiencia de este tipo nos ha pasado a todos alguna vez.

O esta otra situación: pleno agosto, con una temperatura en la calle con la que no te atreves ni a salir, porque hasta del mismo asfalto parece que sale fuego, y dentro del centro de trabajo hay que llevar una “chaquetilla”, porque el aire acondicionado está próximo a punto de congelación y puedes coger un resfriado.

También puede ocurrir lo contrario. Pleno invierno, una nevada de las que hacen historia, sales de casa tan abrigada que pareces una cebolla, de las capas de ropa de abrigo que llevas y, de repente, llegas al trabajo.

Es en ese momento, en el que te llevas la sorpresa, ya que ves como tus compañeros comienzan poco menos que a desvestirse hasta llegar a la última capa para quedarse en manga corta, porque de lo contrario pueden acabar, cuanto menos, con un mareo del calor y la alta temperatura de la calefacción. Por supuesto, tú haces lo mismo.

Todo lo anterior influye en la salud de los trabajadores, pero también influye en las buenas relaciones entre compañeros y en el “clima” laboral, ya que no es la primera vez que he presenciado serios conflictos por las temperaturas del lugar del trabajo, mientras unos tienen frío, otros tienen calor o es su temperatura ideal.

Últimamente, he constatado que en algunos centros de trabajo se da otro caso: la denominada “temperatura ambiente”, ni se pone la calefacción ni el aire acondicionado. Se trata de uno de los puntos de ajuste de presupuesto de algunos empresarios (o así lo transmiten) para ahorrar en calefacción y en el aire acondicionado. Quiero creer que por la tan mencionada “crisis”.

En particular, conozco un caso en que los trabajadores tenían que estar trabajando con abrigo, guantes, y han llegado a ponerse dobles calcetines, durante más de tres meses. Todo ello bajo el pretexto de que había que ahorrar. Desde luego, este Jefe era un ahorrador nato.

Lo más sorprendente es que en el momento en que llegaba un cliente importante o una “visita”, tiraba la casa por la ventana, derrochando todo lo “ahorrado”. Encendía los radiadores, y de pronto era como encontrarse con que agosto hubiera llegado en pleno enero. Parecía que el mañana no existía. Señalar que algún trabajador tuvo sabañones y eso, que jamás hasta ese momento, los había tenido. 

Lo anterior tiene el objetivo de resaltar que el hecho de trabajar en unas condiciones de temperatura no adecuadas, implica un mayor riesgo de accidentes y enfermedades para los trabajadores y repercute en el coste de la empresa, ya sea directo o indirecto.

Es evidente que los extremos no son buenos para nada, por eso todos deberíamos plantearnos actuar con racionalidad y mesura.

Como mencioné al principio, pasamos muchos años de nuestra vida en el lugar de trabajo, y deberíamos considerar estar en el ambiente en el que mejor se nos permita trabajar, y no sea perjudicial para nuestra salud.

Las recomendaciones de temperaturas para trabajar, dependen del trabajo físico a realizar.

Van desde 12ºC a 18ºC para trabajos físicos muy duros, hasta de 18ºC a 24ºC para un trabajo sedentario común. Hay que considerar que existen trabajos en los que no se puede regular la temperatura a la que se trabaja y hay que adaptarse a ella.

Para esos casos, las recomendaciones dependen de si la situación es con mucho calor o mucho frío. Para el calor, se recomienda siempre, mantenerse bien hidratado, intentar protegerse de la fuente de calor, y toda las demás recomendaciones que se dan para soportar bien el verano. Para el frío en cambio, a parte de protegerse con ropas homologadas, hay que descansar 15 minutos cada 3 horas para temperaturas entre 0ºC y -5ºC y, 10 minutos cada hora para temperaturas entre -5ºC y -18ºC.

Otra de las cuestiones a tener en cuenta son las ráfagas de aire a las que nos encontramos sometidos. Es decir, si estamos justo a la salida del aire acondicionado o de la calefacción, no tendremos la misma sensación térmica que el resto de los compañeros. La solución en estos casos puede ser más complicada.

Lo ideal sería que las salidas de aire estuvieran en una zona en la que no afectará a nadie directamente, o si no es posible, intentar modificar la posición de los puestos  para que no haya nadie al que le pueda afectar directamente. Esto es fundamental, a la hora de tener un lugar de trabajo más saludable.

No puedo acabar sin mencionar un tema cada vez más en auge, la eficiencia energética.

Comprobar que un edificio, una nave o cualquier otro lugar de trabajo, está bien aislado, permitirá ahorrar energía, tanto en invierno como en verano y,  utilizando el sentido común para adecuar las temperaturas, nos permitirán estar en un entorno de trabajo más agradable para todos.

Errores en la entrevista de trabajo

Posted on Actualizado enn

ENTREVISTA DE TRABAJOLa difícil situación que está atravesando nuestro país, en materia de empleo, está obligando a muchas personas a la búsqueda activa de un trabajo, en ocasiones de forma desesperada y desesperanzada.

Desde jóvenes que acaban de terminar sus estudios, hasta personas con una carrera profesional de muchos años a sus espaldas, se ven enfrentados a tener que superar una entrevista de trabajo, para poder introducirse o poder continuar en el mundo laboral.

Hace unos años, la oferta laboral era tan amplia que, con encajar en el puesto y presentar un buen currículo, era más que suficiente para hacerse con el trabajo sin necesidad de pasar una criba o una selección, ya que, incluso en algunas ocasiones, ni siquiera existían otros candidatos.

Hoy en día, si echamos un vistazo a los principales buscadores de empleo, podemos observar que para cada oferta de trabajo, hay cientos de candidatos con currículos excepcionales.

Por tanto, es fundamental hacer una buena entrevista, ya que, lo que nos va a hacer sobresalir entre el resto de candidatos que optan al puesto, dependerá, en gran medida, de cómo realicemos la entrevista de trabajo.

Desde CienXCienPersonas, https://cienxcienpersonas.wordpress.com/ deseamos aportaros algunas ideas para enfrentaros a una entrevista de trabajo, evitando cometer algunos de los errores más comunes que los entrevistadores no van a tolerar, y que os pueden dejar fuera de un proceso de selección.

1. Improvisar

Probablemente, hayas remitido tu CV a infinidad de ofertas de trabajo, y cuando menos te lo esperas, recibes la tan esperada llamada de teléfono para acudir a la entrevista personal, pero no tienes muy claro de cuál de todos las ofertas a las que te has inscrito se trata.

No improvises, ni acudas al proceso de selección, sin saber dónde vas ni a que vas.

Asegúrate de saber a qué puesto estas optando y como es la empresa. Investiga lo máximo posible sobre la empresa a la que vas a acudir.

2. Llegar tarde

No hay nada, que dé peor impresión que un candidato llegue tarde a una entrevista de trabajo. Antes de ir a una entrevista de trabajo debemos saber perfectamente dónde se va a realizar, y cuánto vamos a tardar en llegar allí. Es mejor llegar pronto aunque tengamos que esperar.

3. Hablar mal de tus antiguos jefes

Nunca debes hablar mal de tus antiguos jefes.

Probablemente te realizarán preguntas sobre tu pasado laboral, pero, aunque te hayan hecho la vida imposible, no debes criticar a tus antiguos jefes, puesto que, probablemente, la idea que obtenga el entrevistador, sea que el causante de los problemas puedas ser tú.

Esto no significa que no puedas decir cosas que no te gustaba de tus anteriores trabajos, pero siempre con causa justificada y razonable, y desde la óptica de lo que consideras que se podía mejorar.

4. Exagerar en tu formación o experiencia

Lo primero que van a hacer en la entrevista de trabajo es comprobar que lo que hemos dicho en el CV es verdad.

Si hemos mentido en la elaboración de nuestro currículo, sólo conseguiremos que el entrevistador se lleve una mala imagen de nosotros, y lo normal es que cuando realicemos la entrevista nos descubran.

Lo mejor es no inflar nuestro CV y demostrar nuestra auténtica valía en el momento de la entrevista.

5. Decir lo que crees que el entrevistador quiere oír

¿Realmente sabemos lo que el entrevistador quiere oír?

¿Conocemos exactamente el perfil del candidato que está buscando?

Los entrevistadores valoran la sinceridad del entrevistado, e intentar forzar nuestras respuestas no servirá de nada, lo único que conseguiremos será perder naturalidad y credibilidad.

Después de estos pequeños consejos, sólo nos queda deciros que creáis en vuestro potencial, vuestros conocimientos, vuestras habilidades y vuestras fortalezas, en definitiva, que seáis capaces de proyectar lo mejor de vosotros mismos.

El equipo de #CienXCienPersonas te invita a participar en esta sección y a compartir tus experiencias, y consejos, en materia de selección y desarrollo profesional.

¡Contamos contigo!

Vigilancia de la salud. La asignatura pendiente

Posted on Actualizado enn

Por Marta Fernández. @martiitafh Diplomada en Relaciones Laborales y Técnico Superior de PRL

 IMG-20131024-WA001Trabajamos cada día para crear en las empresas unas condiciones de trabajo seguras, con el objetivo de que los trabajadores puedan desempeñar sus funciones en condiciones óptimas, lo más protegidos posible, ante los eventuales riesgos que puedan surgir, pero, ¿nos acordamos de que esos trabajadores deben estar sanos y ser adecuados al puesto y a las funciones que están realizando?

La vigilancia de la salud, nos ayuda a determinar si los trabajadores pueden ejercer sus funciones, con la garantía de que, el desempeño de las mismas, no les afecte negativamente.

El problema surge, cuando una de las medidas de que disponemos para poder conocer el estado de salud de los trabajadores, los reconocimientos médicos periódicos, se ofrece, desde las empresas, para que los trabajadores lo acepten o rechacen según su criterio.

¿Por qué lo planteo como un problema?  Porque no en todos los sectores es obligatoria la realización de esos reconocimientos médicos, y, porque esta falta de obligatoriedad, que comporta la “libertad” de elección por el trabajador, conlleva que, cada vez más, éstos desistan de realizarlos, entre otras causas, porque desconfían de la confidencialidad de los datos obtenidos, y prefieren acudir a su médico habitual.

Sin embargo, la asistencia a nuestro médico habitual no certifica que estemos aptos para el desempeño del puesto de trabajo, de ahí la importancia que damos los prevencionistas, a la realización de los reconocimientos médicos, así como, a un seguimiento de la vigilancia de la salud que pueda certificar nuestra idoneidad a la hora de desempeñar las funciones y tareas asignadas en cada puesto de trabajo.

A lo anterior, se suma la existencia de la reglamentación, acuerdos internos y/o convenios sectoriales, en los cuales se especifican aquellos trabajos, centros de trabajo y/o sectores en los cuales los reconocimientos médicos iniciales y/o periódicos son de obligado cumplimiento por parte de los trabajadores.

Esto abre un debate interesante y necesario para las empresas, los trabajadores y sus representantes y la administración: ¿Deberían todos los sectores y trabajos situarse en el mismo plano normativo, que estos otros donde sí es obligatoria la realización de exámenes de salud periódicos?

Hay que tener en cuenta que cada persona, cada trabajador, debe reunir una serie de características concretas para poder desempeñar sus funciones de forma correcta y saludable, pudiendo éstas ser, más o menos exigentes, en razón de las funciones que realice.

Por ejemplo, no todas las personas pueden trabajar en una empresa en la que se conducen vehículos durante toda la jornada laboral, e incluso durante la noche, ya sea porque tienen problemas importantes de visión, de concentración o incluso algún tipo de alteración del sueño.

Sin embargo, no es obligatorio que los trabajadores que realizan este tipo de trabajo tengan la que hacerse un reconocimiento médico inicial ni periódico, mientras dure su relación laboral con la empresa.

Es en este punto en el que hay que plantearse si  todos los trabajadores deberíamos estar obligados a realizarnos, al menos, un reconocimiento inicial, al comienzo de nuestra relación laboral, y así determinar, sin duda alguna, si presentamos unas condiciones de salud adecuadas al puesto de trabajo y a las tareas que van implícitas en el mismo.

Soy consciente de que corren tiempos difíciles, y el mero hecho de poder acceder a un empleo ya es de por sí una odisea.

Creo que la salud, y a la postre la vida, son un bien demasiado preciado como para que la negligencia de empresarios y trabajadores a este respecto, acabe teniendo consecuencias negativas, no sólo en lo jurídico y económico, si no y lo que es elemental para reflexionar, en las consecuencias indeseables y trágicas, que se derivan o pueden derivar por falta de prevención para la salud y la propia vida del trabajador y lo que ello implica no sólo para él, sino para su entorno familiar y profesional.