Vigilancia de la salud. La asignatura pendiente

Posted on Actualizado enn

Por Marta Fernández. @martiitafh Diplomada en Relaciones Laborales y Técnico Superior de PRL

 IMG-20131024-WA001Trabajamos cada día para crear en las empresas unas condiciones de trabajo seguras, con el objetivo de que los trabajadores puedan desempeñar sus funciones en condiciones óptimas, lo más protegidos posible, ante los eventuales riesgos que puedan surgir, pero, ¿nos acordamos de que esos trabajadores deben estar sanos y ser adecuados al puesto y a las funciones que están realizando?

La vigilancia de la salud, nos ayuda a determinar si los trabajadores pueden ejercer sus funciones, con la garantía de que, el desempeño de las mismas, no les afecte negativamente.

El problema surge, cuando una de las medidas de que disponemos para poder conocer el estado de salud de los trabajadores, los reconocimientos médicos periódicos, se ofrece, desde las empresas, para que los trabajadores lo acepten o rechacen según su criterio.

¿Por qué lo planteo como un problema?  Porque no en todos los sectores es obligatoria la realización de esos reconocimientos médicos, y, porque esta falta de obligatoriedad, que comporta la “libertad” de elección por el trabajador, conlleva que, cada vez más, éstos desistan de realizarlos, entre otras causas, porque desconfían de la confidencialidad de los datos obtenidos, y prefieren acudir a su médico habitual.

Sin embargo, la asistencia a nuestro médico habitual no certifica que estemos aptos para el desempeño del puesto de trabajo, de ahí la importancia que damos los prevencionistas, a la realización de los reconocimientos médicos, así como, a un seguimiento de la vigilancia de la salud que pueda certificar nuestra idoneidad a la hora de desempeñar las funciones y tareas asignadas en cada puesto de trabajo.

A lo anterior, se suma la existencia de la reglamentación, acuerdos internos y/o convenios sectoriales, en los cuales se especifican aquellos trabajos, centros de trabajo y/o sectores en los cuales los reconocimientos médicos iniciales y/o periódicos son de obligado cumplimiento por parte de los trabajadores.

Esto abre un debate interesante y necesario para las empresas, los trabajadores y sus representantes y la administración: ¿Deberían todos los sectores y trabajos situarse en el mismo plano normativo, que estos otros donde sí es obligatoria la realización de exámenes de salud periódicos?

Hay que tener en cuenta que cada persona, cada trabajador, debe reunir una serie de características concretas para poder desempeñar sus funciones de forma correcta y saludable, pudiendo éstas ser, más o menos exigentes, en razón de las funciones que realice.

Por ejemplo, no todas las personas pueden trabajar en una empresa en la que se conducen vehículos durante toda la jornada laboral, e incluso durante la noche, ya sea porque tienen problemas importantes de visión, de concentración o incluso algún tipo de alteración del sueño.

Sin embargo, no es obligatorio que los trabajadores que realizan este tipo de trabajo tengan la que hacerse un reconocimiento médico inicial ni periódico, mientras dure su relación laboral con la empresa.

Es en este punto en el que hay que plantearse si  todos los trabajadores deberíamos estar obligados a realizarnos, al menos, un reconocimiento inicial, al comienzo de nuestra relación laboral, y así determinar, sin duda alguna, si presentamos unas condiciones de salud adecuadas al puesto de trabajo y a las tareas que van implícitas en el mismo.

Soy consciente de que corren tiempos difíciles, y el mero hecho de poder acceder a un empleo ya es de por sí una odisea.

Creo que la salud, y a la postre la vida, son un bien demasiado preciado como para que la negligencia de empresarios y trabajadores a este respecto, acabe teniendo consecuencias negativas, no sólo en lo jurídico y económico, si no y lo que es elemental para reflexionar, en las consecuencias indeseables y trágicas, que se derivan o pueden derivar por falta de prevención para la salud y la propia vida del trabajador y lo que ello implica no sólo para él, sino para su entorno familiar y profesional.

Anuncios

2 comentarios sobre “Vigilancia de la salud. La asignatura pendiente

    jorge escribió:
    marzo 21, 2014 en 11:21 pm

    Hola! ¿Es obligatorio pasar el reconocimiento médico? hoy me ha venido la gerente de mi empresa y me ha dicho que tengo que acudir a la mutua a pasarla revisión.

    Me gusta

      cienxcienpersonas respondido:
      marzo 24, 2014 en 8:51 am

      Buenos días Jorge,

      Según establece el artículo 22 de la Ley PRL el empresario tiene la obligación de ofrecer a todos sus trabajadores el poder realizarse el reconocimiento médico. Siendo el trabajador quien tenga expresamente que dar su consentimiento para poder llevarse a cabo el mismo, convirtiéndose así en una prueba voluntaria.

      No obstante, es cierto que existen Convenios Colectivos en los que, por el tipo de actividad que realiza la empresa, es de obligado cumplimiento que el trabajador tenga que realizarse un reconocimiento médico anual, además de poder existir la obligación de realizarse pruebas periódicas. Por lo que en este caso, el reconocimiento médico se convierte en una obligación por parte del trabajador.

      Esperamos haber respondido a tu consulta y en todo caso recuerda que estamos a tu disposición para cualquier duda que te pueda surgir.

      Muchas gracias.

      Un saludo

      El Equipo de CienXCienPersonas

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s