Excepciones en el Embargo de Salarios

Posted on Actualizado enn

Por Manuel García De Los Dolores. Abogado ICAM. Licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca. Máster en Derecho de la Construcción por el RCU María Cristina. Actualmente desarrolla el ejercicio de la abogacía en el sindicato independiente FETICO.

Una vez sabemos calcular la cantidad que nos va a poder ser embargada del salario, hay que tener en cuentas tres excepciones que modifican lo anterior:

A) En atención a las cargas familiares, el apartado 4 del artículo 607 de la ley de enjuiciamiento civil expone que:

       4. En atención a las cargas familiares del ejecutado, el Secretario judicial podrá aplicar una rebaja de entre un 10 a un 15 por ciento en los porcentajes establecidos en los números 1.º, 2.º, 3.º y 4.º del apartado 2 del presente artículo.

Por tanto, en caso de tener cargas familiares los porcentajes de embargo se ven reducidos, con lo cual la cantidad a embargar va a resultar mucho menor si el secretario judicial tiene en cuenta nuestras cargas familiares.

B) En caso de deudas hipotecarias:

Por desgracia, cada vez es más frecuente que los embargos salariales vengan antecedidos por un embargo y posterior subasta de vivienda. Según la ley hipotecaria, de la deuda adquirida mediante hipoteca, se responde aunque se haya vendido el inmueble. Con lo cual pese a haber perdido la vivienda, muchas personas se encuentran con que aún deben una cantidad enorme de dinero. Fruto de la presión social el gobierno aprobó el Real Decreto-ley 8/2011 de 1 de julio de medidas de apoyo a los deudores hipotecarios. En ese texto normativo en su artículo 1º se expresa que:

“Artículo 1Inembargabilidad de ingresos mínimos familiares

En el caso de que, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 129 de la Ley Hipotecaria, el precio obtenido por la venta de la vivienda habitual hipotecada sea insuficiente para cubrir el crédito garantizado, en la ejecución forzosa posterior basada en la misma deuda, la cantidad inembargable establecida en el artículo 607.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil se incrementará en un 50 por ciento y además en otro 30 por ciento del salario mínimo interprofesional por cada miembro del núcleo familiar que no disponga de ingresos propios regulares, salario o pensión superiores al salario mínimo interprofesional. A estos efectos, se entiende por núcleo familiar, el cónyuge o pareja de hecho, los ascendientes y descendientes de primer grado que convivan con el ejecutado.

Los salarios, sueldos, jornales, retribuciones o pensiones que sean superiores al salario mínimo interprofesional y, en su caso, a las cuantías que resulten de aplicar la regla para la protección del núcleo familiar prevista en el apartado anterior, se embargarán conforme a la escala prevista en el artículo 607.2 de la misma ley.”

Esto implica que las cantidades inembargables descritas en el art 607 de la ley de enjuiciamiento civil se incrementan en un 50%. Por tanto, en caso de que el embargo venga producido par la deuda a la compra de una vivienda, la cantidad inembargable de 645.30€ de SMI inembargable, pasan a ser inembargable 967.95€. Además esta cantidad se incrementa en un 30% del SMI por cada miembro del núcleo familiar que no disponga de ingresos propios regulares, salario o pensión superiores.

A efectos de un trabajador tipo que gane 1000 euros, esto hace prácticamente incobrable su deuda; deuda que conservará toda su vida, pero que no será cobrada. Esto lo ignoran muchas personas, pero es bueno que sean conscientes, que, dentro de la gravedad de la situación, al menos su sueldo va a quedar casi íntegro, lo que, al menos, le puede permitir no caer directamente en la exclusión social, con lo cual podría llevar una vida digna.

C) Por condena a prestación alimentaria:

Dice el artículo 608 de la ley de enjuiciamiento civil:

“Lo dispuesto en el artículo anterior no será de aplicación cuando se proceda por ejecución de sentencia que condene al pago de alimentos, en todos los casos en que la obligación de satisfacerlos nazca directamente de la Ley, incluyendo los pronunciamientos de las sentencias dictadas en procesos de nulidad, separación o divorcio sobre alimentos debidos al cónyuge o a los hijos. En estos casos, así como en los de las medidas cautelares correspondientes, el tribunal fijará la cantidad que puede ser embargada.”

Este es el caso más grave. Este artículo quiere decir que los límites a los embargos no operan en caso de tratarse del pago de pensiones de alimentos. Si un trabajador gana el SMI 645.3€ y tiene que pasar una pensión de alimentos a una hija, no puede argumentar que el SMI es inembargable, por tanto le sustraerán del salario la cantidad precisa hasta que pague los alimentos.

Este artículo históricamente ha suscitado muchas dudas. Si el juez impone una pensión de por ejemplo 350€ a una persona, y esta ganase solo el SMI, le avocaría a vivir con solo 300 € al mes, cosa que parece difícil, llegando al punto que muchas personas en su situación deciden optar por no trabajar, o hacerlo en negro, porque lo que les queda de rendimiento neto del salario es una cantidad tan ínfima que no les llega ni para vivir. Esto es relativamente peligroso, puesto que está tipificado como delito el impago de pensiones alimenticias en el artículo 227 del código penal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s