embargos

Excepciones en el Embargo de Salarios

Posted on Actualizado enn

Por Manuel García De Los Dolores. Abogado ICAM. Licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca. Máster en Derecho de la Construcción por el RCU María Cristina. Actualmente desarrolla el ejercicio de la abogacía en el sindicato independiente FETICO.

Una vez sabemos calcular la cantidad que nos va a poder ser embargada del salario, hay que tener en cuentas tres excepciones que modifican lo anterior:

A) En atención a las cargas familiares, el apartado 4 del artículo 607 de la ley de enjuiciamiento civil expone que:

       4. En atención a las cargas familiares del ejecutado, el Secretario judicial podrá aplicar una rebaja de entre un 10 a un 15 por ciento en los porcentajes establecidos en los números 1.º, 2.º, 3.º y 4.º del apartado 2 del presente artículo.

Por tanto, en caso de tener cargas familiares los porcentajes de embargo se ven reducidos, con lo cual la cantidad a embargar va a resultar mucho menor si el secretario judicial tiene en cuenta nuestras cargas familiares.

B) En caso de deudas hipotecarias:

Por desgracia, cada vez es más frecuente que los embargos salariales vengan antecedidos por un embargo y posterior subasta de vivienda. Según la ley hipotecaria, de la deuda adquirida mediante hipoteca, se responde aunque se haya vendido el inmueble. Con lo cual pese a haber perdido la vivienda, muchas personas se encuentran con que aún deben una cantidad enorme de dinero. Fruto de la presión social el gobierno aprobó el Real Decreto-ley 8/2011 de 1 de julio de medidas de apoyo a los deudores hipotecarios. En ese texto normativo en su artículo 1º se expresa que:

“Artículo 1Inembargabilidad de ingresos mínimos familiares

En el caso de que, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 129 de la Ley Hipotecaria, el precio obtenido por la venta de la vivienda habitual hipotecada sea insuficiente para cubrir el crédito garantizado, en la ejecución forzosa posterior basada en la misma deuda, la cantidad inembargable establecida en el artículo 607.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil se incrementará en un 50 por ciento y además en otro 30 por ciento del salario mínimo interprofesional por cada miembro del núcleo familiar que no disponga de ingresos propios regulares, salario o pensión superiores al salario mínimo interprofesional. A estos efectos, se entiende por núcleo familiar, el cónyuge o pareja de hecho, los ascendientes y descendientes de primer grado que convivan con el ejecutado.

Los salarios, sueldos, jornales, retribuciones o pensiones que sean superiores al salario mínimo interprofesional y, en su caso, a las cuantías que resulten de aplicar la regla para la protección del núcleo familiar prevista en el apartado anterior, se embargarán conforme a la escala prevista en el artículo 607.2 de la misma ley.”

Esto implica que las cantidades inembargables descritas en el art 607 de la ley de enjuiciamiento civil se incrementan en un 50%. Por tanto, en caso de que el embargo venga producido par la deuda a la compra de una vivienda, la cantidad inembargable de 645.30€ de SMI inembargable, pasan a ser inembargable 967.95€. Además esta cantidad se incrementa en un 30% del SMI por cada miembro del núcleo familiar que no disponga de ingresos propios regulares, salario o pensión superiores.

A efectos de un trabajador tipo que gane 1000 euros, esto hace prácticamente incobrable su deuda; deuda que conservará toda su vida, pero que no será cobrada. Esto lo ignoran muchas personas, pero es bueno que sean conscientes, que, dentro de la gravedad de la situación, al menos su sueldo va a quedar casi íntegro, lo que, al menos, le puede permitir no caer directamente en la exclusión social, con lo cual podría llevar una vida digna.

C) Por condena a prestación alimentaria:

Dice el artículo 608 de la ley de enjuiciamiento civil:

“Lo dispuesto en el artículo anterior no será de aplicación cuando se proceda por ejecución de sentencia que condene al pago de alimentos, en todos los casos en que la obligación de satisfacerlos nazca directamente de la Ley, incluyendo los pronunciamientos de las sentencias dictadas en procesos de nulidad, separación o divorcio sobre alimentos debidos al cónyuge o a los hijos. En estos casos, así como en los de las medidas cautelares correspondientes, el tribunal fijará la cantidad que puede ser embargada.”

Este es el caso más grave. Este artículo quiere decir que los límites a los embargos no operan en caso de tratarse del pago de pensiones de alimentos. Si un trabajador gana el SMI 645.3€ y tiene que pasar una pensión de alimentos a una hija, no puede argumentar que el SMI es inembargable, por tanto le sustraerán del salario la cantidad precisa hasta que pague los alimentos.

Este artículo históricamente ha suscitado muchas dudas. Si el juez impone una pensión de por ejemplo 350€ a una persona, y esta ganase solo el SMI, le avocaría a vivir con solo 300 € al mes, cosa que parece difícil, llegando al punto que muchas personas en su situación deciden optar por no trabajar, o hacerlo en negro, porque lo que les queda de rendimiento neto del salario es una cantidad tan ínfima que no les llega ni para vivir. Esto es relativamente peligroso, puesto que está tipificado como delito el impago de pensiones alimenticias en el artículo 227 del código penal.

 

Anuncios

Cómo Efectuar el Embargo de Salarios

Posted on Actualizado enn

Por Manuel García De Los Dolores. Abogado ICAM. Licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca. Máster en Derecho de la Construcción por el RCU María Cristina. Actualmente desarrolla el ejercicio de la abogacía en el sindicato independiente FETICO.

A la hora de conocer cómo se efectúa el embargo del salario en su forma más común, hay que acudir al artículo 607 de la Ley de enjuiciamiento civil.

La primera norma de este artículo es que: el salario mínimo interprofesional es inembargable. Concretamente expresa: 1. Es inembargable el salario, sueldo, pensión, retribución o su equivalente, que no exceda de la cuantía señalada para el salario mínimo interprofesional.

En el mismo sentido el artículo 27.2 del Estatuto de los trabajadores indica que: “El salario mínimo interprofesional, en su cuantía, es inembargable”

¿De qué cantidad estamos hablando? El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para 2014 ha quedado fijado en 645,30€/ mensuales, lo que supone 21,51 €/ diarios y en cómputo anual en ningún caso inferior a 9.034,20€. Por tanto, todo ingreso superior a esa cifra es susceptible de embargo.

A su vez, esta cifra ha de ser modelada por su carga fiscal. Así el apartado 5 del artículo 607 expone que: 5. Si los salarios, sueldos, pensiones o retribuciones estuvieron gravados con descuentos permanentes o transitorios de carácter público, en razón de la legislación fiscal, tributaria o de Seguridad Social, la cantidad líquida que percibiera el ejecutado, deducidos éstos, será la que sirva de tipo para regular el embargo.

El importe íntegro de las percepciones que en concepto de sueldo, salario o pensión será, esencialmente, la suma de los siguientes conceptos:

– Sueldos y salarios; incluyendo en este concepto las retribuciones en especie.

– Las gratificaciones extraordinarias (pagas extra)

– Las pensiones y haberes percibidos de los regímenes públicos de la seguridad social y clases pasivas y demás prestaciones económicas por situaciones de incapacidad, jubilación, accidente, enfermedad, viudedad, orfandad o similares.

– Las prestaciones por desempleo.

– Las pensiones por alimentos.

Así mismo, no formarán parte del importe íntegro del concepto sueldo, salario o pensión y podrán ser objeto de embargo sin ningún tipo de límite:

– Las cantidades percibidas por el trabajador en concepto de indemnizaciones o suplidos por los gastos realizados como consecuencia de su actividad laboral, entre las que cabe citar las dietas.

– Las indemnizaciones correspondientes a traslados, suspensiones o despidos.

La cantidad líquida será la resultante de descontar el importe íntegro de las percepciones que tengan la naturaleza de sueldo, salario o pensión de los siguientes importes:

– Cotizaciones a la seguridad social por cuenta del trabajador o a mutualidades obligatorias de funcionarios.

– Detracciones por derechos pasivos.

– Retenciones e ingresos a cuenta practicados a cuenta del IRPF.

 Ahora que hemos precisado qué se entiende por salario a efectos de embargo, queda saber que parte del salario nos pueden embargar:

2. Los salarios, sueldos, jornales, retribuciones o pensiones que sean superiores al salario mínimo interprofesional se embargarán conforme a esta escala:

1. Para la primera cuantía adicional hasta la que suponga el importe del doble del salario mínimo interprofesional, el 30 por 100.

2. Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un tercer salario mínimo interprofesional, el 50 por 100.

3. Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un cuarto salario mínimo interprofesional, el 60 por 100.

4. Para la cuantía adicional hasta el importe equivalente a un quinto salario mínimo interprofesional, el 75 por 100.

5. Para cualquier cantidad que exceda de la anterior cuantía, el 90 por 100.

 Así entendemos que:

Los 645,30€ del SMI son inembargables.

De 645,30€ a 1290.6 nos embargaran el 30% de 645,30€ =  193.59€

De 1290.6 a 1935.9 nos embargaran el 50% de 645,30€ = 322.65€ que sumaría un total de  (193.59 + 322.65 = 516.24€) Totaliza 516.24 porque se suman todas las cuantías de todos los tramos.

De 1935.9 a 2581.2 nos embargan el 60% de 645.30€ = 387.18€ Que suman un total de: (193.59 + 322.65 + 387.18 = 903.42€)

De 2581.2 a 3226.5 nos embargan el 75% de 645.30€ = 483.97€ que suman un total de: (193.59 + 322.65 + 387.18 + 483.97 = 1387.39€)

Y por último para el resto de cantidades que excedan de 3226.5, nos embargarán el 90% de las mismas.

Para un trabajador tipo que cobrase 1000 euros, el cálculo sería el siguiente:

1000- 645.30 (cantidad inembargable por ser el SMI) =   354.7€ que podrán ser sometidos a embargo.

Estos 354.7 encajan dentro del tramo del 30% Con lo cual 354.7 * 30% = 106.41€ Es la cantidad que va a ser embargada de un trabajador tipo que ganase 1000€.

Embargos: Normas de Ejecución de Cantidades

Posted on Actualizado enn

Por Manuel García De Los Dolores. Abogado ICAM. Licenciado en Derecho por la Universidad de Salamanca. Máster en Derecho de la Construcción por el RCU María Cristina. Actualmente desarrolla el ejercicio de la abogacía en el sindicato independiente FETICO.

En mi experiencia profesional me han consultado, en muchas ocasiones, a propósito de los problemas generados por las deudas y los embargos. La inmensa mayoría desconocía las normas de ejecución de cantidades embargadas, reguladas estas en la ley de enjuiciamiento civil.

I – ORDEN DE PRIORDAD DE EMBARGOS

Cuando alguien me consulta por el tema, la primera pregunta que le hago es ¿Qué tienes? Ello se debe al orden y prioridad de embargos, descrito en el artículo 592 de la ley de enjuiciamiento civil.[i]

El artículo 592.2 describe el orden de los embargos:

2. Si por las circunstancias de la ejecución resultase imposible o muy difícil la aplicación de los criterios establecidos en el apartado anterior, los bienes se embargarán por el siguiente orden:

1. Dinero o cuentas corrientes de cualquier clase.

2. Créditos y derechos realizables en el acto o a corto plazo, y títulos, valores u otros instrumentos financieros admitidos a negociación en un mercado secundario oficial de valores.

3. Joyas y objetos de arte.

4. Rentas en dinero, cualquiera que sea su origen y la razón de su devengo.

5. Intereses, rentas y frutos de toda especie.

6. Bienes muebles o semovientes, acciones, títulos o valores no admitidos a cotización oficial y participaciones sociales.

7. Bienes inmuebles.

8. Sueldos, salarios, pensiones e ingresos procedentes de actividades profesionales y mercantiles autónomas.

9. Créditos, derechos y valores realizables a medio y largo plazo.

Es decir, que a una persona lo primero que le embargarían sería el dinero en efectivo en sus cuentas corrientes, acciones y títulos valores y joyas si se tuviese constancia de que las tienen, continuando después por las rentas, intereses y bienes muebles, seguidos estos últimos por los bienes inmuebles y posteriormente en último lugar el salario o pensiones y créditos a largo plazo.

Si este es el orden ¿Por qué me embargan el salario antes que mi casa? La respuesta nos la da el artículo 592.1 ley enjuiciamiento civil “Si acreedor y deudor no hubieren pactado otra cosa, dentro o fuera de la ejecución, el Secretario judicial responsable de la ejecución embargará los bienes del ejecutado procurando tener en cuenta la mayor facilidad de su enajenación y la menor onerosidad de ésta para el ejecutado” por tanto, el secretario no está obligado a seguir el orden descrito, si no que se embargarán los bienes teniendo en cuenta la mayor facilidad para su enajenación y la menor onerosidad para el ejecutado. Por tanto es más lógico que por una deuda de 1000 euros me embargasen el salario, que es muy fácil de ejecutar, antes de procedera una costosa y complicada ejecución y subasta de una vivienda.

II – BIENES INEMBARGABLES

Así como pueden embargar todo lo descrito anteriormente, también hay que recordar que hay bienes inembargables: Artículo 606 de la ley de enjuiciamiento civil:

1. El mobiliario y el menaje de la casa, así como las ropas del ejecutado y de su familia, en lo que no pueda considerarse superfluo. En general, aquellos bienes como alimentos, combustible y otros que, a juicio del tribunal, resulten imprescindibles para que el ejecutado y las personas de él dependientes puedan atender con razonable dignidad a su subsistencia.

2. Los libros e instrumentos necesarios para el ejercicio de la profesión, arte u oficio a que se dedique el ejecutado, cuando su valor no guarde proporción con la cuantía de la deuda reclamada.

3. Los bienes sacros y los dedicados al culto de las religiones legalmente registradas.

4. Las cantidades expresamente declaradas inembargables por Ley.

5. Los bienes y cantidades declarados inembargables por Tratados ratificados por España.

Por tanto nunca me embargarán mi ropa, ni mi ley de enjuiciamiento civil, al igual que a un informático no le embargarán su ordenador, puesto que son herramientas de trabajo.

____________________________________________________________________________________________________________________________________________

[i]No voy a entrar en la descripción de la clasificación de créditos del artículo 1921 y siguientes del código civil, ni en un análisis detallado de la ley concursal, ciñéndome a la ejecución pura de los bienes de un particular sin más ingresos que su trabajo de conformidad con la ley de enjuiciamiento civil.