gestión del tiempo

Chip+ organiza el Taller de “Gestión del Tiempo GTD”

Posted on Actualizado enn

El Centro Chip+ Coaching para la mejora personal, organiza los próximos días 31 de Marzo y 28 de Abril el Taller “GTD”.

Este taller está dirigido a las personas que quieran sacarle partido a su tiempo y aumentar su rendimiento comprometiéndose con esta herramienta de éxito para lograrlo. Buscando el objetivo de ayudar a los asistentes a entender, aprender y aprovechar al máximo la metodología GTD.

A continuación os dejamos la información relativa del taller y el link donde podréis descargar el programa:

      – Fecha: 31 de Marzo y 28 de Abril de 2014

      – Horario: de 09:00h a 19:00h

      – Duración: 16 horas (dos jornadas de 8 horas de duración cada una).

      – Lugar: C/Ferraz 78, 5 planta

      – Logística: Coffee-Breaks y comida incluida

      – Impartido por:José Miguel Bolívar Coach afiliado a Success Unlimited Network® miembro de ICF

      – Precio: 600€

Para más información visita la página web www.chipositivo.com  o ponte en contacto a través del correo electrónico info@chipositivo.com

Anuncios

CLAVES PARA GESTIONAR TU TIEMPO EN EL TRABAJO

Posted on Actualizado enn

Laura Puyol Gil. Psicóloga Instituto Motivacional Estratégico. www.imotiva.es

lauraaaaaNos hemos acostumbrado a pasar gran parte de nuestro tiempo trabajando. Hagamos lo que hagamos en la oficina, siempre queda mucho por hacer.

Estamos tomando prestado el tiempo a nuestra familia y a nuestros amigos. Nos estamos olvidando de nosotros mismos, de nuestra salud física y emocional, por hacer aquello que irremediablemente tiene que estar finalizado cuanto antes.

Si eres uno de esos que trabajas, trabajas y trabajas, quizás te interesa profundizar en qué es la gestión del tiempo y en qué te puede ayudar. Y es que, de entre todas las actividades que llevamos a cabo durante la jornada laboral, probablemente, pasamos por alto una de las más importantes, la organización de nuestro tiempo.

Si tenemos en cuenta que el tiempo es un recurso insustituible, que no se puede detener ni almacenar, podemos así tomar conciencia de la importancia de una buena gestión del mismo. El tiempo pasa, y no se detiene ante nosotros esperando a que decidamos qué queremos hacer con él.

El gestionar adecuadamente nuestro tiempo nos ayudará a alcanzar nuestras metas de una manera más sencilla. Disfrutaremos de un reparto equitativo del mismo dedicando parte de él a otras actividades que nos resulten gratificantes, como pasar tiempo con nuestra familia o pasear por el parque al atardecer.

¿Cómo conseguir gestionar nuestro tiempo? Es importante, en primer lugar, establecer nuestras prioridades, y en base a ellas fijarnos uno objetivos realistas y concretos, basados en intereses personales. Las prioridades y los objetivos de cada uno varían, por lo que es un trabajo personal valorar las alternativas con las que uno cuenta y darles un valor según su importancia.

Una vez hemos constatado lo que es importante para nosotros, analizaremos qué podemos hacer para conseguirlo, estableciendo para ello unas actividades concretas. A partir de aquí, distribuiremos nuestra lista de actividades, en función de nuestro tiempo.

Perfecto, ya tenemos nuestros objetivos en base a unas prioridades personales. Ya tenemos una lista de tareas concretas y las hemos distribuido en nuestra agenda. Pero, ¿Por qué es tan difícil cumplir con los objetivos que nos planteamos a diario? ¿Por qué constantemente surgen imprevistos que nos obligan a cambiar de rumbo?

En ocasiones somos muy ambiciosos a la hora de planificar nuestras actividades y nos marcamos un plan de día imposible de cumplir. A veces, puede ser que nos olvidemos dejar un hueco en nuestra agenda para aquellas cuestiones rutinarias que se presentan todos los días en el trabajo. Si en mi planificación diaria no dejo ni un minuto libre para comer, tomar café o atender al teléfono, por ejemplo,  es previsible que no la consiga cumplir al final del día.

Otra posibilidad es que no estemos teniendo en cuenta a los ladrones de tiempo más habituales, aquellos que impiden que hagamos nuestro trabajo durante la jornada y nos obligan a quedarnos hasta altas horas de la noche hipotecando nuestra vida personal y familiar.

¿Cuántas veces hemos dejado una tarea importante a medias sin tomar conciencia del tiempo que requiere volver a concentrarse para ser, de nuevo,  productivo?, ¿Cuántas veces hemos trabajado con el teléfono móvil en la mesa del despacho atendiéndolo compulsivamente y distrayéndonos una y otra vez?, ¿Cuántas veces hemos abierto y cerrado el correo y nos hemos perdido con mensajes de publicidad o de amigos personales?.

Podemos, por ejemplo, guardar un hueco a media mañana o antes de comer para revisar el teléfono y el correo. Y es que el distraernos cada dos por tres con la nueva tecnología nos dificulta y mucho la realización de nuestro trabajo.

Pensemos también en los compañeros de trabajo. Hay muchas personas que prefieren dejarse trabajo para casa y hacerlo los fines de semana, algunos se quedan hasta tarde en la oficina para trabajar cuando todos los demás se han marchado, otros confiesan que trabajan mejor en el tren de camino a la oficina que en el despacho mismo. El común denominador de todos ellos es la necesidad de trabajar en soledad.

¿Cuántas veces has estado concentrado en una actividad y has sentido como una y otra vez te interrumpen tus compañeros con el consiguiente esfuerzo por tu parte de volver a centrarte en lo que estabas haciendo? ¿Cuántas veces has sentido como propia la inquietud de un colega por solucionar un asunto dejando de lado tus propias obligaciones laborales? Y es que hay veces que colocar en la puerta de nuestro despacho un cartel que diga “No molestar, estoy trabajando” no es tan mala opción.