Guarda Legal

Reducción de Jornada por Guarda Legal. Un Juzgado de lo Social desestima la concreción horaria en turno fijo

Posted on Actualizado enn

La sentencia desestima la demanda de una trabajadora que solicita reducción de jornada por guarda legal, concretando el horario en turno fijo de mañana, siendo la distribución de jornada habitual en turnos rotativos.

Resumen de los Hechos

La trabajadora solicitó a la empresa una reducción de jornada por guarda legal de hijo menor de ocho años, concretando su horario en un turno fijo de mañana, siendo que la distribución de su jornada habitual lo es en turnos rotativos.

La empresa comunicó a la trabajadora la imposibilidad de acceder a su petición, en síntesis, “…porque la compañía no puede conceder reducciones de jornada fuera de la jornada habitual en turno rotativo, excluyendo uno de los turnos, en este caso, el turno de tarde…”, al estar distribuida su jornada en turno rotativos, de lunes a domingo. Fundamenta su decisión, entre otros motivos, en los perjuicios organizativos que ello ocasionaba, no sólo a la empresa, si no al resto de trabajadores que se verían afectados.

Para la empresa, además, la petición de la trabajadora incumplía lo establecido en la legislación vigente, ya que dicha petición excluye uno de los turnos de trabajos.

Por tanto, lo que la empresa le plantea a la trabajadora es la  posibilidad de reducir su jornada, concretando su horario dentro de los turnos de trabajo en que la trabajadora viene prestando sus servicios o bien concederle el turno fijo de mañana, si hubiera una trabajadora que aceptara el turno fijo de tarde y se pudiera alcanzar un pacto entre ambas en esta materia, de mutuo acuerdo.

La trabajadora, por el contrario, entiende, entre otras cosas, que es ella quien tiene la potestad para concretar el horario de trabajo, así como la adscripción de dicho horario al turno fijo de mañana, por entender que prevalece el derecho fundamental de la guarda y custodia de la madre trabajadora, sobre la facultad de organización del empresario.

Fundamentos de derecho

La sentencia desestima la pretensión de la trabajadora, fundamentando lo siguiente:

      – Por un lado, la sentencia  determina que el supuesto de reducción de jornada y concreción de horaria, está regulada en el     Estatuto de los Trabajadores, por tanto, hay que atender a lo establecido en el artículo 37.5 y 37.6 del Estatuto de los Trabajadores.

Artículo 37.5 Quien por razones de guarda legal tenga a su cuidado directo algún menor de ocho años o una persona con discapacidad física, psíquica o sensorial, que no desempeñe una actividad retribuida, tendrá derecho a una reducción de la jornada de trabajo diaria, con la disminución proporcional del salario entre, al menos, un octavo y un máximo de la mitad de la duración de aquélla…”

Artículo 37.6 La concreción horaria y la determinación del período de disfrute del permiso de lactancia y de la reducción de jornada, previstos en los apartados 4 y 5 de este artículo, corresponderán al trabajador, dentro de su jornada ordinaria.

No obstante, los convenios colectivos podrán establecer criterios para la concreción horaria de la reducción de jornada a que se refiere el apartado 5, en atención a los derechos de conciliación de la vida personal, familiar y laboral del trabajador y las necesidades productivas y organizativas de las empresas.

      – Por otro lado, en la sentencia se expresa que en este caso, la trabajadora no sólo solicita una petición de concreción horaria y reducción de jornada, si no que pide una reducción de jornada y un cambio de horario y, por tanto, de turnos.

Se constata que la empresa ha intentado, en todo momento, alcanzar acuerdo con la trabajadora, no habiendo sido posible.

La sentencia explica que si se suprime el turno de tarde, pretensión de la trabajadora,  la empresa tendría que reorganizar la plantilla, implicando modificaciones para otros trabajadores, que nada tienen que ver en este caso, por lo que “no sólo entraría en conflicto la conciliación de la vida laboral y familiar de la actora con el derecho de la organización de la empresa, si no con del derecho de otros trabajadores a conciliar su vida.”

Lo decisivo en este caso es que el artículo 37.6 del ET establece “que la concreción horaria y la determinación del periodo de disfrute del permiso de lactancia y de la reducción de jornada, previstos en los apartados 4 y 5 d de este artículo, corresponderán al trabajador, dentro de su jornada ordinaria, por lo que no se trata de un derecho absoluto y no da derecho al trabajador a modificar unilateralmente el sistema de trabajo por turnos, el derecho de la actora es la reducción de jornada dentro de su jornada ordinaria.”

La empresa en este caso acredita las razones organizativas, así como las necesidades que tiene de cumplir las ratios de personal. También queda acreditado que la trabajadora y su cónyuge pueden organizarse, puesto que el cónyuge trabaja a turnos y esto les facultaría a organizar sus turnos para conciliar, ambos, la vida laboral y familiar.

Por todo lo anterior, se estipula que la trabajadora debe concretar el horario dentro de los turnos que venía realizando, ya que la reducción de jornada por guarda legal no le da derecho a modificar turnos, todo ello atendiendo al artículo 37.5 y 37.6, que si bien la ampara para reducir su jornada y concretar horario dentro de la misma, para el cuidado de su hijo menor de ocho años, no de la derecho a modificar los turnos de trabajo, ya que la concreción del horario ha de hacerse dentro de su jornada ordinaria, en este caso a turnos.

Anuncios

Descanso semanal, fiestas y permisos: Modificación al artículo 37 del ET

Posted on Actualizado enn

El Real Decreto-Ley 16/2013, de 20 de diciembre, de medidas para favorecer la contratación estable y mejorar la empleabilidad de los trabajadores, ha introducido diversas modificaciones al artículo 37 del E.T

A continuación, y, conforme a modificación introducida en el Estatuto de los Trabajadores mediante  Real Decreto Ley  16/2013 de 20 de Diciembre os dejamos la redacción del texto íntegro del artículo 37.

La modificación que se establece es la siguiente:

– Se amplía desde los ocho hasta los doce años la edad del menor, cuya guarda legal puede justificar una reducción de la jornada del trabajado diario.

Modificaciones al artículo 37 del ET